miércoles, octubre 06, 2010

SUBVENCIONES: POSIBLES MEJORAS Y BAREMOS


Cuando se publican los resultados de las subvenciones a las que uno aspira, y repasa, ansioso, el listado de títulos, para no encontrarlo, pueden suceder varias cosas. La primera, la reacción visceral, infantil, y desesperada es clamar al cielo, quejarse de los miembros del comité de valoración, o despeñarse en círculos de paranoia. Nos puede pasar a todos.

Luego, casi como en los diferentes pasos del duelo, tras la ira viene la depresión. Nos saltamos el paso de la negociación, porque ésta es una falla en el sistema de subvenciones. ¿Con quién vas a negociar si nunca te dicen qué falló de tu proyecto? En la fase de depresión, caben todas esas preguntas que no podemos contestarnos, y que uno no sabe si son la causa o el resultado de ese estado depresivo. ¿Pusimos demasiado dinero en el plan de financiación? ¿El Primer Acto era muy largo? ¿Describí bien los personajes en el Tratamiento? ¿Ha sido un problema de género?

Muchos se quedan en la fase de la ira, y, si no, vean algunos comentarios de esta entrada de bloguionistas. En la ira, mezclada con esa tendencia a la teoría de la conspiración. Los que han salido seguro que tienen carnet de sociatas, se tiran a alguien, o son conocidos, o son primos de tal o cual. Hombre, no es ilógico que nos escoremos a la creación de historias -todo guionista tiene una imaginación paranoica- pero todo esto, al cabo, no ayuda mucho y se parece más a una pataleta.

Lo cierto es que sí que merecemos un margen para la crítica a cómo se organizan y se conceden estas ayudas, pero desde argumentos razonables. Por ejemplo, me parece fundamental que, como hace el Ministerio, se haga pública la lista de los asesores de cada jurado, o, bueno siguiendo la nomenclatura oficial, "comisión de valoración". Así, bien nos podemos ir por los derroteros de este bloguero y buscar los currículums de cada uno y cuestionar lo apropiado de sus funciones, como, por otra parte, hizo ALMA, en un principio. Luego, tuvo que matizarlo, por el descuido de que uno de sus afiliados era uno de los cuestionados.  Sea como sea, la lista será o no mejorable, pero no hay duda de que en ellas hay analistas de guiones.

Ignoro cómo será en el resto de autonomías, pero en Andalucía, este año, hasta donde yo sé (y me refiero a unas cuantas búsquedas en el BOJA) no se han publicado los miembros de esta Comisión de Valoración. Esto no tiene por qué significar nada, pero, insisto, es exigible que cualquier ayuda pública se apoye en la mayor transparencia. Eso acalla a los insistentes críticos derechistas, y, de paso, nos tranquiliza a los que optamos a una de ellas. Por otra parte, también es interesante que, en la publicación de los "ganadores" (sé que parece una palabra desafortunada, pero piensen en otras opciones, ¿"elegidos"?), se desglose la baremación que se ha seguido. De esta forma, los que no hemos logrado nada, al menos sabemos que nuestro guión o proyecto se ha leído, analizado, y juzgado. Veamos varios casos, del Ministerio de Cultura.

En el caso de las ayudas a la producción (donde los guionistas ni pinchamos ni cortamos), mirando hacia el final de esta página verán que, en el documento de resolución, se listan todos los proyectos presentados, los excluidos por alguna irregularidad en la documentación, y, finalmente, los agraciados. Es un documento bastante exhaustivo, aunque, de nuevo, se echa en falta la puntuación.

Ahora veamos esta página. En la resolución, tenemos algo similar. Proyectos admitidos, proyectos excluidos, proyectos ganadores. Tal vez sea poco práctico, o los estamentos oficiales no lo juzguen oportuno, pero a los guionistas nos gusta saber qué hacemos mal. Luego, sí, nos molestaremos con quién nos haga el análisis, pero siempre, siempre queremos mejorar. Una simple "nota", la puntuación que nuestro proyecto haya obtenido, sería un comienzo. Obviamente, podríamos pedir más. Me comentaba una de las que este año han sido lectoras que ella ya ha propuesto varias veces que haya comunicación entre los miembros del Jurado y los autores, una vez acabe el proceso. Por si alguno ha visto valores y posibilidades en sus historias, aunque no tantos como para una puntuación óptima. Así, el autor tiene opciones de corregir y ver sus posibles errores. Tal vez escuchen a esta mujer.

Otra posible exigencia es el control de los autores y las productoras que consiguen esas ayudas. Desde luego, esto sólo puede demandarse en un proceso complicado: sería el control del control. Es decir, la gente que nos dedicamos a esto tendríamos que atender si tal proyecto acaba produciéndose en el plazo que se estipula. Y si no es así, averiguar si el dinero se devuelve tal cual se expresa en la ley. Ahora que llegan vacas flacas (quién sabe si para quedarse), es justo que sólo productoras serias y honestas tengan el apoyo público. A mí esto se me escapa. Puedo saber, y sé, qué proyectos subvencionados hace dos años en Andalucía se han hecho y cuáles no, mediante el acceso a las resoluciones, y a prestar oídos y ojos a qué se estrena. Sin embargo, no puedo asegurar que estas productoras no hayan retornado las cantidades que se le entregaron en su día. Ni tengo forma de saberlo.

De acuerdo. Uno no es tonto, y conoce la tramoya, y sabe de quién es amigo quién, y los posibles clientelismo. Pero esto, como ya decía, suena a conspiración, y no se puede acusar sin base. Para eso, escribiría en el ABC. Por tanto, ALMA, o las asociaciones de productores (no hablo de FAPAE; confío más en la AEPPA) pueden y deben vigilar para que se cumplan todos estos requisitos, incluido el tema de la baremación. Los guionistas estamos bastante solos, y somos demasiado pequeños.

6 comentarios:

  1. Las ayudas no tienen entre sus virtudes la claridad, tampoco hay transparencia con las becas de estudio por ejemplo, pero bueno de vez en cuando te enteras de alguien a quien sin (supuestamente) conocer a alguien o ser tal y cual ha conseguido lo que pidió, por supuesto cuando esto pasa o decimos: "es que mi colega es el mejor" o (lo más repetido por desgracia) "y porque él y no yo".

    Pero bueno si lo dejamos de intentar seguro que entonces si que no lo conseguimos y dejamos que solamente las pidan esa gente que sabe que significa cada parentesis del BOE y se conoce hasta que día tiene que mandar la documentación para que llegue un día concreto lo lea la persona que más le gusta el género del que casualmente va tu guión, o sea sé: los expertos en ayudas (otro tema interesante para el blog ) y le dejamos las ayudas a los que no conocen nada de como se deben pedir las ayudas e, incluso, (hecho verídico) mandan la inscripción sin rellenar absolutamente nada, pero entrando en plazo... pero bueno hay que seguir intentándolo aunque sólo sea para que no digan que NO, que sé de una documentación para un ayuda que ni siquiera llegó al final...

    Además, si ellos no creen en nuestras historias pues habrá que sacarlas de otra manera. Como diría alguien la próxima vez "Que la Fuerza Te Acompañe".

    ResponderEliminar
  2. ¿De verdad conoces el caso de gente que sabe qué día mandar la documentación para que la lea una persona (afín) concreta?

    En fin, mejor no hacerse mala sangre. Y seguir intentándolo...

    ResponderEliminar
  3. No hombre me refiero a la gente que sabe todos los trucos y que siempre consigue subvenciones en este caso los profesionales de las subvenciones era un elogio porque es un trabajo que hacen a la perfección y aunque supongo que no conseguirán el 100% de éxito al menos saben como funciona el sistema e intentan que su trabajo e historias o las de gente que está en su productora se puedan ver. así que menos mala sangre, anda.

    ResponderEliminar
  4. Hasta el momento he tenido bastante suerte con las subvenciones a cortometraje (dos de dos); y este ha sido el primer año que he presentado un proyecto de largo al ICAA. No me la han dado, pero suponía que iba a ser de los más precarios (es el segundo guión de largo que escribo). Me hice mala sangre, pero poca sangre.

    Estoy de acuerdo, eso sí, con tu opinión sobre la nota. Ocurre en las oposiciones, y ayuda bastante.

    ResponderEliminar
  5. Yo aún estoy a la espera de que el Ministerio publique dichas notas, para ver qué hicimos mal.

    Si es que el guión era insalvable, o era el proyecto (presupuesto, financiación y toda la parafernalia).

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:00 p. m.

    Nude Celebrity Pictures 2. [url=http://rssniches.com/index.php?page=article&article_id=516797]rssniches.com[/url]

    ResponderEliminar

Blogger está graciosillo, así que ten paciencia con lo de los comentarios. En todo caso, gracias.